El Consejo de Colegios de Enfermería de Castilla-La Mancha considera un paso atrás el cambio de nombre de la Facultad de Enfermería de Toledo

El presidente del Consejo, Roberto Martín, solicitó personalmente al rector posponer la decisión

El Consejo de Colegios de Enfermería de Castilla-La Mancha, presidido por Roberto Martín Ramírez, que también preside el Colegio Oficial de Enfermería de Toledo, se opone rotundamente a la decisión del Consejo de Gobierno de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) que, el pasado 30 de enero, modificó la denominación de la “Escuela de Enfermería y Fisioterapia de Toledo” por la de “Facultad de Fisioterapia y Enfermería de Toledo”, considerando esta medida como “un paso atrás” para la profesión enfermera.

Roberto Martín, previamente a la toma de esta decisión y tras conocer que la UCLM tenía la intención de cambiar el nombre del centro universitario, inició una serie de contactos con el rector de la UCLM y con la Consejería de Educación y Cultura, a través del director general de Universidades; en esta toma de contacto se solicitó posponer la decisión de modificar la denominación del citado centro para poder exponer los argumentos en defensa de la continuidad del nombre de Facultad de Enfermería y Fisioterapia de Toledo. Sin embargo esa solicitud fue obviada por el rectorado, lo que está generando un clima incómodo en la Facultad. 

Hay que recordar que, históricamente y a día de hoy, la presencia de alumnos universitarios de Enfermería en Toledo es superior a la de fisioterapeutas, además, existen en Castilla-La Mancha cinco campus de la UCLM en los que se puede cursar enfermería (Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Talavera de la Reina y Toledo) y, por el contrario, únicamente existe un centro universitario en el que cursar estudios de Fisioterapia, Toledo.

        Además, la presencia profesional en la práctica clínica es igualmente mayoritaria en el ámbito enfermero, lo que se traduce en la existencia de unos 12.000 enfermeros agrupados en cinco Colegios Provinciales y en un Consejo Autonómico y unos 1.700 fisioterapeutas agrupados en un único Consejo Autonómico, sin Colegios Provinciales.

Decisión oportunista, precipitada y tramitada con celeridad

Para Roberto Martín, “la decisión del cambio de denominación del centro universitario toledano se ha tomado con enorme celeridad, ni más ni menos que en una semana. La Junta de Centro de la Escuela de Enfermería y Fisioterapia de Toledo acordó el pasado 24 de enero el cambio de denominación y pasó a la Comisión de Gobierno de la Universidad regional el día 30. Si tenemos en cuenta que el lunes 28 fue festivo en la Universidad, los plazos se han acortado sospechosamente, pareciendo más una decisión precipitada y oportunista. He intentado por todos medios que el rector pospusiera dicho acuerdo a un posterior Consejo de Gobierno, pero no lo ha considerado”. 

De Escuela de Enfermería a Facultad de Enfermería 

Los órganos de gobierno de la universidad, con su rector a la cabeza, son los responsables, en última instancia, de esta nueva denominación que separa más que une y que genera un debate obsoleto y estéril que únicamente afecta negativamente a esta universidad y que, sin duda, se verá reflejada en los alumnos, futuros profesionales de la salud.

Desde el Consejo de Colegios de Enfermería de Castilla-La Mancha consideran que debe ser el propio rectorado de la UCLM el que asuma de forma coherente la responsabilidad de mediación en este escenario y zanjar el debate optando por la denominación actualizada, el paso de Escuela de Enfermería y Fisioterapia por el de Facultad de Enfermería y Fisioterapia de Toledo.